Oposición venezolana: ave fénix que renació y no puede darse el lujo de volver a caer

María Teresa Romero.- Desde hace un par de semanas todos los ojos están puestos en Venezuela y en el surgimiento de ese nuevo líder, Juan Guaidó, casi desconocido incluso en su país, cuya imagen llena hoy las páginas y portadas de los más importantes medios de comunicación de buena parte del mundo. Pero en esta oportunidad no voy a referirme al prudente y carismático joven que se juramentó como presidente interino, ante una copiosa muchedumbre que lo aclamó y reconoció como su mandatario.

En esta ocasión quiero destacar cómo fue posible que en un país como Venezuela, donde el régimen dictatorial de Nicolás Maduro ocupa casi todos los espacios de la vida nacional y que se había vuelto experto en dinamitar todos los esfuerzos hechos por las filas opositoras, se logró en relativo poco tiempo cohesionar los elementos más díscolos y enfrentados dentro de la oposición venezolana, hasta alcanzar lo que hasta hace poco era un impensable: la unidad de los opositores al régimen de Nicolás Maduro.
Y es que el surgimiento de Guaidó no es fruto de un accidente histórico o de una casualidad esotérica. Las razones de su salida al horizonte político son el producto de una muy bien estudiada y seguida estrategia que se forjó meses atrás, particularmente en las postrimerías de 2018, cuando los principales líderes de los partidos políticos dejaron de lado sus divergencias y enfoques, para atender, finalmente, la exigencia del país y de  gran parte de la comunidad democrática internacional: lograr que la oposición definiera una ruta común que los llevara a la democratización de Venezuela de la forma más pacífica posible y apegada a la Constitución nacional y al derecho internacional.
Para leer completo el artículo pulse aquí intdemocratic.org

 

About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.