No hay que permitir a cabilderos que encubran la verdad sobre Venezuela

Luis Fleischman.-  Más de cincuenta días después de que se desatara este nuevo ciclo de desobediencia civil en Venezuela, más de 50 personas murieron a manos del gobierno venezolano.

La gente ha perdido el miedo y el gobierno está recurriendo a medidas más represivas. La idea es hacer todo lo posible para mantenerse en el poder independientemente de las bajas humanas. Así, el gobierno venezolano está lanzando el llamado “Plan Zamora”, un plan poco claro que no ha sido publicado en forma escrita.
Esto despierta la sospecha de que este plan sea aún más peligroso. Hasta ahora el “Plan Zamora” se ha aplicado en tres estados venezolanos, Táchira, Carabobo y ahora Bariñas (lugar de nacimiento de Chávez).
El plan consiste en una coalición militar-cívica que incluye guardias nacionales, militares, milicias y grupos paramilitares. El propósito es “prevenir un golpe de estado” y “restaurar el orden” ante las protestas. Esto podría significar que la represión, el asesinato de los manifestantes y la eliminación del estilo SA de los opositores se incrementen.

Read more in the Interamerican Institute for Democracy

 AUTHOR: Luis Fleischman is a Senior adviser to the Menges Hemispheric Security Project at the Center for Security Policy in Washington DC. He is also an adjunct professor of Political Science and Sociology at Wilkes Honor College at Florida Atlantic University. He is the author of the book, “Latin America in the Post-Chavez Era: The Security Threat to the United States.” Director of the Interamerican Institute for Democracy.
About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.