Maduro gasta millones de dólares en propaganda en el exterior

Informe político, Jaime Granda.- La campaña electoral para elegir al próximo presidente de la República de Venezuela termina el próximo jueves 17 a la medianoche y el siguiente domingo 20 de mayo serán las votaciones.

Es un proceso dominado por el llamado de las cúpulas de los principales partidos políticos anotados en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y el recientemente creado Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) a no votar, lo que algunos expertos consideran un error porque deja vía libre al candidato que busca la reelección y que dicen que quieren que salga del poder.

Pero eso se complica más porque tanto de esas cúpulas opositoras como desde el gobierno se ha desatado una campaña de descalificación contra el candidato que parece romper el equilibrio entre esa oposición y el gobierno que se ha apoderado de todas las instituciones desde 1999.

Inicialmente eran cinco candidatos: Reinaldo Quijada por Unidad Política Popular (UPP89), Henry Falcón por Avanzada Progresista (AP), Movimiento al Socialismo (MAS) y el Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei); Javier Bertucci por el grupo de votantes Esperanza por el Cambio, Alejandro Ratti, como candidato por iniciativa propia, y el presidente Nicolás Maduro por varios partidos del llamado Gran Polo Patriótico en el cual dominan el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), creado por el desaparecido Hugo Chávez, y “Somos Venezuela”, fundado por el actual mandatario.

El martes pasado, Luis Alejandro Ratti declinó su candidatura en favor de Henri Falcón, pero Tibisay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), explicó  que de acuerdo con la ley electoral, no es posible una alianza entre candidatos por iniciativa propia y partidos políticos, por lo tanto los votos que reciba la tarjeta de Luis Alejandro Ratti, no serán sumados a Henri Falcón y como el tarjetón electoral no puede ser modificado, recomendó a Ratti incentivar a sus seguidores a votar por quien él decidió respaldar.

Reinaldo Quijada, proveniente de las filas del chavismo, tiene poca presencia en los medios, por lo que la campaña se ha centrado entre el presidente Nicolás Maduro y Henri Falcón, más Bertucci, un pastor evangélico al que no apoyan sus iglesias, fue investigado por el caso de los papeles de Panamá  y estuvo detenido por ello. Bertucci aprovecha el síndrome del mesías que en 1998 dio suficientes votos al ahora desaparecido Hugo Chávez. Muchos venezolanos creen que hay que recurrir a los no políticos para que le arreglen la política, olvidando el desastre dejado por Chávez.

Las opciones

Vistas así las cosas, hay que tomar en cuenta que los medios tradicionales de comunicación, especialmente canales abiertos de televisión y emisoras de radio, que siempre han sido el vehículo de información para las grandes mayorías, no están ayudando a despejar dudas ni a poner en claro lo que está pasando en esta campaña electoral que algunos denominan “atípica”.

Lo cierto es que la campaña del presidente Nicolás Maduro no solo gasta millones de bolívares en actos, traslados y prebendas para sus seguidores, sino que gasta millones de dólares en propaganda en periódicos de España, América Latina y Estados Unidos, mientras se dice que no hay dólares para los importadores de alimentos, medicinas, repuestos para vehículos y maquinarias y otros insumos que no hay en el país por la destrucción de la producción nacional por parte del gobierno que pretende seguir manejando los recursos del Estado. El pago de propaganda en diarios del extranjero incluye artículos contra Henri Falcón, lo que muchos analistas interpretan que eso lo convierte en el aspirante al que realmente Maduro teme.

Frente a los chismes “caza bobos” sobre la falta de transparencia en el proceso electoral las rectores del CNE han expresado que el único documento para votar es la cédula de identidad y eso acabó con los mitos sobre el Carnet de la Patria.

La rectora principal Socorro Hernández fue clara el miércoles pasado al explicar que los resultados electorales no pueden ser alterados por el CNE.

La rectora enfatizó: “Eso es absurdo totalmente porque sencillamente si cada quien sabe cuáles son los resultados de su mesa, lo ve a nivel de la página web, tiene la copia del acta que emite la máquina de votación, y eso lo mete en un programita que suma los resultados de las distintas mesas de todo el país,  y allí va a saber si ese es o no el resultado”.

Claro que para tener acceso a esa información, la oposición tiene que participar y tener sus testigos en cada centro de votación, de lo contrario esos resultados quedarían solo en manos de los testigos del chavismo-madurismo.

En contra de las aspiraciones del presidente Nicolás Maduro también conspiran el mal estado de los servicios de electricidad, suministro de agua a los hogares, gas doméstico y la telefonía que incluye el servicio de Internet, el gobierno no ha cumplido con el pago a quienes han sido sus socios en negocios de importación de comida, gasolina y otros productos, a sus socios en exportación de petróleo y sus derivados, al igual que otros minerales.

Frente a sus graves problemas de recursos monetarios, el gobierno lanzó el proyecto de la moneda virtual Petro, pero resulta que no ha solucionado nada y en la prensa del domingo pasado apareció la nota en la que el gobernador del estado Zulia, afectado por continuos y prolongados apagones, admitió que la minería de criptomonedas está afectando al sistema eléctrico de la zona.

Los titulares del jueves 10 de mayo destacaron que está en peligro la capacidad venezolana de vender petróleo ante diversas medidas de embargo que se tramitan en contra de PDVSA. La situación también afecta a embarcaciones que antes salían desde islas del Caribe hacia el resto del mundo después de procesar en las mismas el crudo que se exportaría. Ante el peligro de ser embargados, los barcos están ahora paralizados en las costas venezolanas.

Además, las instalaciones de PDVSA en todo el país están en situación calamitosa y la producción de crudos bajó apenas  a un millón de barriles por día con tendencia a seguir bajando. Fuentes expertas indican  que el número de taladros petroleros activos se redujo muy por debajo de los que funcionaban en 1990.

Rusoro Mining también inició acción judicial exigiendo pago de 1.34 billones de dólares como compensación porque en 2012 el gobierno venezolano le expropió sus activos de oro.

A todo eso no hay que dejar fuera que el jueves 03 de mayo el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio declaró la suspensión de Nicolás Maduro como presidente de la República y lo inhabilitó para ejercer cargos públicos por estar incursos en pagos indebidos recibidos de la empresa brasileña  constructora Odebrecht.

El CNE fue notificado por el TSJ en el exilio de las anunciadas decisiones.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), reconoció la inhabilitación y suspensión de Nicolás Maduro como gobernante de Venezuela. La medida también es reconocida por Europa y Estado Unidos y oficialmente el presidente Nicolás Maduro no podrá tramitar o gestionar nada ante organismos internacionales.

Algunos consideran que todo lo publicado esta semana en el diario español ABC por actividades ilícitas por parte del Vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami, sería parte de las peleas internas del chavismo para inhabilitarlo e impedir que pueda sustituir al Presidente en cualquier circunstancia.

Frente a todo eso, la candidatura de Henri Falcón sigue creciendo y los medios locales callan el detalle de que el académico venezolano formado en Harvard Francisco Rodríguez tiene claro el proyecto económico que aplicará Henri Falcón si es elegido Presidente de Venezuela para frenar la hiperinflación. Rodríguez estuvo al frente del departamento de Bank of America que predijo la victoria de Hugo Chávez en 2012, de Nicolás Maduro en 2013, así como la baja probabilidad de que Venezuela incurriera en impago durante esos años, contradiciendo a otros economistas y asesores.

Las bases de los partidos políticos que se oponen a la participación en las elecciones presidenciales del 20 de mayo decidieron votar y reconocen que el candidato con experiencia y trayectoria es Henri Falcón.

Esta semana también se han pronunciado dirigentes políticos que han comprendido que lo aconsejable es votar en vez de dejar la vía libre al presidente que quiere reelegirse. Cinco diputados a la Asamblea Nacional, entre ellos Timoteo Zambrano (Un Nuevo Tiempo) y José Antonio España (Primero Justicia) también se sumaron a la campaña de Henri Falcón.

El jueves 03 de mayo, José Ramón Zacarías, directivo del  Movimiento Revolucionario Independiente por La Comunidad Nacional (IPCN), anunció su apoyo a Henri Falcón, aun cuando su organización forma parte del Gran Polo Patriótico (GPP).

Zacarías explicó en Unión Radio: “Hemos decidido apoyar la fórmula de Henri Falcón porque es la única forma que garantiza al país un cambio en todas las políticas económicas, sociales, macroeconómicas. Venezuela en los actuales momentos está llamando a un cambio, la sociedad venezolana quiere un cambio, y ese cambio por supuesto lo representa Henri Falcón”.

El sábado 5 de mayo, Jesús “Chúo” Torrealba, exsecretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), anunció que su grupo “Radar de los Barrios” apoyará a Henri Falcón.

Ante la petición de explicaciones y críticas en las redes sociales, “Chúo” Torrealba dijo en su cuenta de twitter: “Solo hacemos lo que en conciencia consideramos justo y necesario. Sin agredir a nadie, sabiendo que apenas somos dueños de nuestra opinión y no de ‘la verdad’. Seguro además de que el 21M tenemos que estar todos juntos luchando en el nuevo escenario que surja”.

El abogado y economista, fundador del Movimiento al Socialismo (MAS), Rafael Simón Jiménez, reiteró el martes pasado: “En Venezuela están dadas todas las condiciones políticas y sociales para darle al gobierno una contundente derrota, es decir el gobierno tiene el repudio del más del 80% de la población por la situación de calamidad, de sufrimiento extremo que estamos viviendo los venezolanos”.

Jiménez señaló que las condiciones electorales son las mismas con las que la oposición ha venido bregando desde que el chavismo llegó al poder y sin embargo ha logrado importantes victorias y recalcó: “Frente a una votación masiva no hay trampa ni adulteración que valga y eso lo saben todos los dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y eso está demostrado en la práctica”.

El ex rector del CNE Vicente Díaz se pronunció el domingo a favor de Henri Falcón y alertó que es iluso pensar que tendremos mejores condiciones electorales mientras el gobierno tenga a los electores de espalda.

Admitió que las condiciones no son óptimas, pero tampoco es verdad que los obstáculos no se puedan superar. Se ha hecho en el pasado, cuando los niveles de aversión al gobierno aún no habían alcanzado la dimensión bíblica que hoy reflejan desde los estudios científicos de opinión hasta las conversaciones cotidianas en todos los espacios y oportunidades.

Como ex rector  del CNE sostiene que no hay forma de hacer fraude sin que nos demos cuenta. Rechazó la campaña en contra de Falcón porque considera que votar es la manera más eficaz  y que más daño político hace a quienes tanto mal le han hecho a esta tierra de gracia.

Remató sus argumentos diciendo: “Y si Falcón no sirve, ya lidiaremos con eso cuando toque”.

AUTOR: Jaime Granda es periodista venezolano y publica su columna semanal Agenda Abierta en el diario El Nuevo País. @jajogra

 

About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.