Gobierno de transición para terminar la dictadura en Venezuela

Carlos Sánchez Berzaín.- La “realpolitik”, la política basada en intereses prácticos, conveniencias y acciones concretas, demuestra que los jefes-candidatos de partidos que conforman mayoría en la Asamblea Nacional de Venezuela han aprobado como ley el “Estatuto para la transición a la Democracia” con efectos gravísimos en la lucha contra la dictadura:1.-  La Asamblea Nacional no reconoce a Guaidó como Presidente Encargado de Venezuela, y 2.- No permite gobierno de transición hasta que salga el dictador. Es urgente corregir para establecer gobierno de transición que con acciones legítimas termine con la dictadura en Venezuela.

Hoy en Venezuela hay solo dos entidades que no reconocen a Juan Guaidó como Presidente Encargado y son la dictadura de Maduro y la Asamblea Nacional que se supone quiere terminar la dictadura.  Guaidó es preso de la suma de minorías que hacen la mayoría opositora, que impide que el Presidente forme gobierno pues ha impuesto en los artículos 7, 25 y 26 del Estatuto, que habrá gobierno de transición solo “una vez cesada la usurpación de la Presidencia de la Republica de Venezuela por Nicolás Maduro Moros”.
El fenómeno de “Venezuela con un Presidente sin gobierno y un dictador sin país” se agrava con la confrontación que aparenta la paradoja de “la fuerza irresistible contra el objeto inamovible” a la que contribuye la propia Asamblea, aumentando el riesgo que en pocas semanas la dictadura asfixie el liderazgo de Guaidó, cuyo fracaso seria una derrota  casi definitiva para la libertad y la democracia, pero muy conveniente para algunos candidatos presidenciales de la Asamblea.

 

Leer el artículo completo aquí.
About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.