¿Está dispuesta Rusia a defender a Maduro con las armas?

María Teresa Romero.- Las amenazas en forma de advertencia de Rusia a Colombia, por su presunta implicación militar en la crisis venezolana, pone de nuevo en el tapete el papel que el gobierno de Putin viene ejerciendo en Venezuela desde tiempos de Hugo Chávez, acrecentadas exponencialmente con Nicolás Maduro. Pero también hace reflexionar hacia cuales serían los límites de tal actuación y las consecuencias geopolíticas de las mismas, habida cuenta de la siempre confrontación del régimen ruso con Occidente, en particular con los Estados Unidos.

Para nadie es un secreto que luego del desmembramiento de la Unión Soviética y la llegada de Vladimir Putin a la cabeza de Rusia éste no oculta  sus deseos de  revivir lo que un día fue el imperio soviético, y no se aleja de la mente del alto dirigente del Kremlin el reto de competir de tú a tú, otra vez, con la primera potencia mundial. Esto precisamente, es lo que explica los pasos que ha venido dando en su acercamiento al “patio trasero de los Estados Unidos”, en especial hacia Venezuela, Bolivia y Nicaragua, sin mencionar a Cuba, que es ya vieja historia.
En lo tocante a Venezuela, ya desde la época de Chávez, Rusia incrementó notablemente su presencia, en buena parte porque el teniente coronel quiso siempre aprovechar la tradicional rivalidad ruso-norteamericana para sus propios enfrentamientos contra los Estados Unidos, a quien convirtió en su principal blanco y enemigo. Por ello aumentó considerablemente la compra de armamento y material bélico diverso, incluidos aviones de combate, helicópteros, sistemas antiaéreos y tanques, al tiempo que abrió el país para la inversión rusa, pública y privada, especialmente en las áreas petroleras y mineras.
Para leer el artículo completo pulse aquí.

 



About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.