CPJ advierte sobre la censura a caricaturistas en Venezuela

CPJ. Foto: Internet.

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) alertó sobre la censura y los ataques a los que se enfrentan los caricaturistas en Venezuela y Ecuador, en un informe en el que analiza varios casos emblemáticos también de otros países del mundo como Francia, Malasia, Siria y Sudáfrica.

“Debido a que la labor de los caricaturistas tiene la capacidad de trascender fronteras e idiomas, así como de simplificar situaciones políticas complejas, las amenazas que enfrentan los caricaturistas de todo el mundo – el encarcelamiento, el exilio, los procesos legales o el asesinato- superan con mucho el extremismo islámico”, señaló el CPJ en su informe “Marcando la línea: Caricaturistas bajo amenazas”.

En cuanto a Venezuela, el CPJ resaltó el caso de la caricaturista Rayma Suprani.

“Los periódicos aparentemente han cedido a las presiones del gobierno. Cuando la caricaturista Rayma Suprani colocó la imagen de un electrocardiograma normal con la palabra ´Salud, encima de otra imagen con las palabras ´Salud en Venezuela’ que convertía la firma del difunto presidente Hugo Chávez en una línea plana de electrocardiograma, los editores del periódico El Universal la despidieron a pocas horas de la publicación de la imagen, Suprani relató al CPJ”.

Caricatura de Rayma. Foto: Internet

Caricatura de Rayma. Foto: Internet

“Lo que en realidad molesto fue la utilización de la firma del difunto presidente Chávez en la caricatura, la cual desmontaba toda una iconografía sagrada que el gobierno quiere vender a los venezolanos”, afirmó Suprani en referencia al gobierno actual del presidente Nicolás Maduro. “La utilización de esta firma en los edificios públicos, apartamentos de vivienda, se vio desmontada en su intención cuando se comparó con un electrocardiograma fallido y un paciente muerto como el estado de la salud de los venezolanos”.

Suprani, una veterana de 19 años en El Universal, señaló que el tono crítico de su caricaturas comenzaron a fastidiar a sus editores poco después de que la publicación fuera adquirida en 2014 por un consorcio anónimo de inversionistas privados cuya identidad, según Bloomberg, está protegida mediante cláusulas contractuales. Suprani, y otras personas citadas en informes de prensa, han sostenido que el grupo se ha aliado a Maduro. Desde que los nuevos propietarios asumieron el control, varios periodistas han sido despedidos o han renunciado en protesta por la línea editorial del periódico, que perciben como progobiernista, según datos del CPJ. (El Universal no respondió a las preguntas del CPJ sobre las denuncias de censura pro gobierno).

“Semanas antes de mi despido, empecé a tener censura de parte de mis editores, [hacían] preguntas como ‘¿No tienes otra opción para publicar mañana?’”, expresó Suprani, quien en la actualidad publica sus caricaturas en sitios web independientes. “La idea es que tratan de hacerte ver que tú puedes bajar el tono y no perder tu trabajo. Pero esto en mi caso era imposible ya que soy una persona altamente comprometida con las libertades y con mi trabajo”.

El Universal no respondió a una solicitud del CPJ para que aportara algún comentario sobre las afirmaciones de Suprani de que la despidieron por su caricatura, o que los editores intentaron censurarla.

Para leer el informe completo pulse aquí.

About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.

Leave a comment