Cambios a la vista

Informe Político, Jaime Granda.-  Casi todos coinciden en Venezuela y el resto del continente latinoamericano que la situación social, económica y política debe cambiar.

Hay protestas y migraciones en América Central y América del Sur por la ineficiencia de varios gobernantes, pero ni lo uno ni lo otro parecen impulsar los cambios que todos soñamos.

Pareciera que Albert Einstein tuvo razón cuando dijo: ”No podemos resolver un problema con la misma mentalidad que lo ha generado”.

Esto es oportuno en el campo político porque la mayoría de los dirigentes siguen aferrados a la misma mentalidad que no ha podido resolver las necesidades de la mayoría de los pueblos. El discurso político de los que están en el poder y de los que están buscando esa posición no difiere gran cosa, porque hasta los insultos son repetidos.

También hay que traer lo que dijo Mahatma Ghandi: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”, es decir que si nosotros no cambiamos, el mundo tampoco cambiará.

Podemos agregar lo dicho ya en este siglo XXI por  Rodger Hodgson: “Solo podemos cambiar el mundo si cambiamos nosotros mismos. No creo que podéis realmente cambiar  el mundo al exterior ya que no cambiáis el mundo dentro de sí. Si tenéis realmente amor al interior, se pone muy difícil demostrar maldad o crueldad con otra persona o con el planeta. Y realmente creo que como especie humana, necesitamos vivir más con nuestros corazones. Y es posible si dejamos nuestra tendencia destructiva hacia los demás y hacia el planeta. Pero hemos perdido esta capacidad del corazón. Y es por eso que somos capaces de ser tan cruel, y entre sí, y con el planeta en que vivimos”.

Todo lo anterior resume las causas de conflictos  entre grupos, entre pueblos y las guerras mundiales. Los siglos pasan y los conflictos se prolongan hasta en pequeños conglomerados que dicen querer lo mismo, pero nadie quiere cambiar sino que las cosas se hagan como cada quien quiere. Ejemplos claro de todo esto tenemos en el grupo que maneja el Estado en Venezuela y los que se dicen de oposición. No hay armonía ni entre ellos mismos.

Visión actualizada

El pasado jueves, 1º de noviembre de 2018, un grupo económico de Estados Unidos realizó en Caracas  una conferencia con la participación de tres reconocidos economistas y un abogado, con la finalidad de actualizar la situación económica, política y social de Venezuela y sus expectativas de posibles soluciones.

Los conferencistas coincidieron  en que ningún país puede sobrevivir  con las condiciones económicas que sufre Venezuela y por lo tanto es imprescindible que los políticos cambien el manejo de la economía.

Cambios a la vista

Ninguno de los conferencistas se refirió a los cambios que están ocurriendo en la Venezuela de las últimas semanas, al igual que en toda América Latina.

Para empezar, como los políticos venezolanos han destrozado toda la economía, la producción petrolera y la producción agropecuaria, China movilizó sus equipos de expertos y están haciendo las correcciones necesarias.

Lo prudente es esperar los resultados en las empresas básicas de Guayana que ya están siendo manejadas por los chinos y han regañado a más de un funcionario por errores económicos como expropiar empresas privadas que fueron convertidas en cascarones por los improvisados chavistas que se apoderaron de ella y ahora se necesitan para producir alimento para todos.

Los rusos defienden sus inversiones en petróleo y su proyecto político, mientras los chinos se ocupan de toda la economía, especialmente la minería. Hay que reconocer que los chinos desde la desaparición de Mao Tse Tung han acumulado éxitos económicos y eso no se consigue con improvisados como el grupo que maneja el Estado venezolano. Eso es un cambio que no será el que sueñan muchos, pero puede que hasta sea mejor. Hay que ser optimistas.

Los chinos tienen inversiones en casi todos los países latinoamericanos y los errores en Venezuela están afectando esas inversiones.

Otro cambio que no es para echarlo a un lado es que en América, la religión católica está perdiendo terreno con la religión evangélica, la cual participa directamente en política.

En las últimas elecciones presidenciales en varios países de América Central tuvieron candidato, al igual que en Venezuela. Los evangélicos acaban de coronar a su primer presidente en las elecciones de Brasil y eso traerá consecuencias  sociales y económicas porque los evangélicos, al igual que los chinos, están corrigiendo errores seculares de la religión católica. Esos son cambios a la vista.

Es inocultable que en Venezuela, la posibilidad de una transición ya no es exclusiva competencia de la oposición y ese cambio debe ser asimilado por todos. Es cierto que vienen cambios, pero son muchos los que se quedarán en las tribunas como simples espectadores.

Los cambios se están viendo también en Cuba donde los pragmáticos chinos  igualmente están poniendo orden en la atrasada  economía. Todo eso está en marcha y lo prudente es que ningún político evada esa realidad.

 

About Pulso Venezolano
Venezolanos preocupados por su país, empeñados en ayudar a difundir noticias relevantes y burlar el cerco informativo impuesto en Venezuela.